Año de gracia, de Ventura Pons

Any de Gràcia, 2012, 90 min. (España)
00000000
[rating=0]

Dirección: Ventura Pons
Intérpretes: Rosa Maria Sardà, Oriol Pla, Santi Millán, Amparo Moreno, Diana Gómez, Àlex Maruny, Ricard Farré, Lluis X. Villanueva, Nuria Feliu
Guion: Carme Morell, Jaume Cuspinera, Ventura Pons
Fotografía: Sergi Gallardo
Música: Mazoni, Sanjosex, El Petit de Cal Eril, Éric Vinaixa, Illa Carolina, Gato Pérez
Montaje: Marc Matons
Producción: Ventura Pons

David tiene veinte años y llega a Barcelona buscando una oportunidad. Gràcia tiene setenta y le ofrece una habitación a cambio de compañía y atención. Su convivencia es, desde el principio, explosiva. ¿Se darán cuenta a tiempo de que se necesitan?.

Rosa María Sardà, Santi Millán, Amparo Moreno y el joven Oriol Pla protagonizan la última película del cineasta catalán Ventura Pons, Año de Gracia, quien ha optado por una comedia optimista porque considera que hacer reír es lo mejor ahora, “tal y como están las cosas“. Pons, que también es el productor del largometraje, reconoce que ya tenía ganas de hacer una comedia “aunque no tiene el prestigio social del drama, tal y como están ahora las cosas, está bien hacer algo que invite a reír a la gente“.

Con 23 películas a sus espaldas el director señala que “después de haber paseado en mis anteriores trabajos mi interés narrativo alrededor de temas más trascendentes, más dramáticos, nuevamente he sentido la llamada de la comedia. Será porqué en las vivencias del hijo de mi antiguo compañero de internado encontré una buena historia. Una buena historia, sí, la madre de todas las películas, que me permitía un reparto de aquellos en los que podía creer ciegamente. Y también porque me sentí fascinado por las posibilidades de hacer una simbiosis con el tipo de humor basado en esos seres, tan frágiles en el fondo, en la lucha cotidiana con el trasfondo de un barrio tan singular como es Gracia. Gràcia es el paisaje de mi infancia y adolescencia y, aúnque ya no es lo que era, todavía conserva una personalidad mágica, atractiva, única. Es la suma y el placer de todo ello, añadir al rigor del concepto de la puesta en escena y de la interpretación, la emoción y la ternura de unos seres que, una vez más en mis películas, van a la busca de un poco de realización y de comunicación entre la vorágine de los tiempos que nos ha tocado vivir“.