Berlinale, día 4: Trier non grato

trierLa proyección fuera de concurso de la versión íntegra del primer volumen de Nymphomaniac, de Lars von Trier, quien no puede evitar la provocación con una camiseta con el símbolo del Festival de Cine de Cannes y la leyenda “Persona Non Grata”, se complementa con dos película a concurso. Se trata de la argentina Historia del miedo, del debutante Benjamin Naishtat; y de la interesante Kreuzweg (Vía Crucis), del alemán Dietrich Brüggemann. La primera está ambientada en un barrio privado de las inmediaciones de Buenos Aires, donde cualquier persona, comportamiento o mero gesto ajeno al círculo habitual se percibe como una agresión. Por su parte, la de Brüggemann es la historia de una muchacha de 14 años cuya madre sigue estrictamente el dogma de la Hermandad de Pío XII, mientras el padre calla, mezclado con la adoración adolescente de la chica hacia el cura de la escuela, que le inculca el precepto del sacrificio extremo como norma de vida.