Cannes 3, Yorgos Lanthimos y László Nemes

allenEl griego Yorgos Lanthimos comparte jornada en la competición oficial del Festival de Cine de Cannes con el húngaro László Nemes. Lanthimos simboliza con The Lobster la llegada a la madurez de una ola de cineastas griegos a quienes la crisis estimuló la creatividad y exacerbó la impronta surrealista. El cine griego, privado de financiación debido a la terrible situación económica que atraviesa el país desde finales de la década del 2000, ofrece una paradójica explosión a través de una generación de autores experimentados e interconectados a la que pertenece el director. Esta comedia romántica negra, coescrita con Efthimis Filippou, su guionista de cabecera, y rodada en inglés,  narra en un futuro imaginario la historia de una sociedad en la que los solteros tienen que encontrar a su alma gemela para no ser convertidos en animales. Por otro lado, el húngaro László Nemes presenta su ópera prima Saul Fia, que se adentra en el infierno de un prisionero judío en Auschwitz-Birkenau quien reconoce a su hijo en medio de los cadáveres que van a ser incinerados. A sus 38 años, Nemes fue asistente de otro director húngaro, Bela Tarr. Fuera de concurso se presenta Irrational Man, de Woody Allen, en la que presenta la historia de un profesor de filosofía asaltado por la duda, de un “hombre irracional” encarnado por Joaquin Phoenix.