Cannes, día 4: Damián Szifron y Bertrand Bonello

Yves Saint LaurentEn Argentina, su país natal, el público conoce a Damián Szifron por su talento como guionista de televisión y por Los Simuladores, una exitosa serie humorística que escribió y dirigió en 2002. En Cannes, el universo cinéfilo descubrirá su tercer largometraje. Llena de humor, Relatos salvajes , con Leonardo Sbaraglia y Ricardo Darín, es una película con varios ralatos en los que “la venganza y la destrucción” conviven armoniosamente. Con 38 años, Damián Szifron es uno de esos directores polifacéticos que pasan de la pequeña a la gran pantalla sin gran dificultad. Estructurada en seis relatos, la cinta, producida por Agustín Almodóvar, narra los contratiempos de seis personajes que pierden los estribos y deciden “pasar al acto“, vapuleados por una sociedad que “desnaturaliza las relaciones humanas“, explica Szifron. La trama de la película se le ocurrió durante la escritura de una serie de historias con el fin de “desestresarse” en medio de diversos proyectos. Por otro lado, en su tercera película en Competición en Cannes, Bertrand Bonello explora la vida del creador Yves Saint Laurent, interpretado por Gaspard Ulliel. Después de Casa de tolerancia en Competición en 2011, y Tiresia en 2003, el sexto largometraje del realizador presenta un retrato sombrío y luminoso del icono de la Alta Costura. La dualidad fascinante de la vida de este gran modisto se presta particularmente a la estética de Bonello, que tiende a la perfección visual y a la subversión: “Yves Saint Laurent es un verdadero personaje novelesco increíble. El aspecto visual, fastuoso y excéntrico, es aglo evidente en este destino fuera de lo común“, declara el director.