Cannes excluirá películas que no se estrenen en salas

La edición del Festival de Cine de Cannes de este año tiene dos películas de Netflix que compiten por primera vez. Esto ha enfurecido al sector cinematográfico francés, ya que la plataforma dijo que sólo sus subscriptores tendrían acceso a sus cintas y no sería proyectadas en la gran pantalla. Thierry Fremaux, director del Festival, asegura que creía que Netflix organizaría algún tipo de estreno en cines para The Meyerowitz Stories y Okja que compiten en Cannes. Sin embargo esto no ha llegado a ocurrir y los organizadores del Certamen confirman que las dos cintas competirán este año, pero que para la próxima edición no se aceptará ninguna película que no garantice su distribución en las salas de cine de Francia. “El Festival se complace a dar la bienvenida a un nuevo operador que ha decidido invertir en el cine. Pero queremos reiterar nuestro apoyo al modo tradicional de exhibición de las películas en los cines de Francia y de todo el mundo“. Para Francia esto supone una victoria a favor de la distribución cinematográfica tradicional. Red Hastings, fundador y CEO de Netflix, lanza un breve pero desafiante mensaje a través de su página de Facebook: “La organización cierra filas contra nosotros. Tenéis que ver Okja que se estrena el 28 de junio en Netflix. Una película increíble que la industria del cine no quiere que compita en el Festival de Cannes“. Amazon es otra de las empresas de servicio en streaming que tiene una película compitiendo en esta edición, Wonderstruck. Pero, a diferencia de Netflix, no están en contra de estrenar sus películas tanto online como en cines.