Comienza el 28º Festival de Cine de Sundance

Comienza el 28º Festival de Cine de Sundance fue inaugurado con la proyección de cuatro películas, entre ellas el documental The Queen of Versailles, de Laura Greenfield, sobre la crisis inmobiliaria de Estados Unidos, que es recibida con numerosos aplausos.  El filme centra su mirada en el ex multimillonario David Siegel quien ha demandado a los productores y al Festival por difamación en el material de promoción de la película. Otras cintas en la noche del estreno incluyen dos historias de ficción, Hello I Must Be Going, protagonizada por Melanie Lynskey como una desmoralizada divorciada de 35 años que vuelve a vivir con sus padres, y Wish You Were Here, una cinta australiana protagonizada por Joel Edgerton como un hombre aferrado a una familia deshecha. Searching For Sugar Man, que compite en la sección de documental, completó la sesión inaugural centrada en la historia de dos fans que investigan el misterio de la caída en el olvido de una estrella del rock de la década de 1970. El director del Certamen, John Cooper, declara que “las obras de la noche inaugural reflejan la selección de guiones más sólidos en un festival que se enorgullece de tanto de lanzar carreras como de premiar éxitos de bajo presupuesto como Pequeña Miss Sunshine y el documental Una verdad incómoda”.

El actor Robert Redford ataca en rueda al Congreso de Estados Unidos por no contribuir a la cultura y acusando el “hongo atómico de ego” del principal precandidato republicano y previsible contendiente contra Barack Obama en las próximas elecciones. Así mismo, se felicita por la “buena salud” del cine independiente estadounidense y destaca que varios artistas habituados a los enormes ingresos de las producciones hollywoodenses se estén involucrando en proyectos de bajo presupuesto, producidos fuera de los grandes estudios. “Cuando comenzamos este festival, el cine independiente representaba una categoría mínima, estaba simplemente fuera del radar“, afirma, y añade que “ahora estamos asistiendo al crecimiento de esta clase de cine. Tenemos aquí artistas que solían trabajar exclusivamente para filmes de gran público y que ahora acuden al mundo independiente“.

Sundance, que tiene lugar del 19 al 29 de enero, presenta este año 117 largometrajes de 30 países, entre los cuales 45 óperas primas (24 de ellas en competencia) y 91 estrenos mundiales. “Lo que veo es una mayor profundidad y calidad de los cineastas independientes respecto a diez años atrás“, declara John Cooper, director general del Festival. “A medida que el movimiento independiente gana madurez, el nivel aumenta cada año. Los cineastas tienen conciencia de eso y saben que competirán entre sí“, señala. Entre las cintas a concurso figura Madrid, 1987, de David Trueba; y fuera de competencia se estrenará Red Lights, de Rodrigo Cortés. La gran mayoría de las películas presentes en Sundance no tienen distribuidor para el momento de su proyección y los distribuidores independientes se disputan los filmes más prometedores. Al final, muchas de ellas, en particular las cintas estadounidenses en competencia, hallan un comprador. Los organizadores de Sundance dicen que los filmes de este año son sumamente variados en términos de estilo, tema y tono. Sin embargo, acotan que han percibido un tema general de inquietud e incertidumbre sobre la vida, quizás derivado de la inestabilidad política, social y económica de los últimos años a nivel mundial.(19/01/12)