Comienza el VII Festival Márgenes con homenaje a Luis Ospina

El Festival Márgenes, dedicado al cine iberoamericano independiente, comienza su VII edición con la entrega del Premio Especial a Luis Ospina, “inclasificable, excepcional e irreverente” cineasta colombiano, abanderado de la libertad creativa, formal y política en el cine. Según recuerda Pablo Caballero, director de la muestra, Ospina, y el también colombiano Carlos Mayoloacuñaron en los años 70 el término “pornomiseria” para criticar de modo implacable el modo de retratar la realidad de los países del sur, casi siempre desde el regodeo de la miseria de los desfavorecidos, por parte de los países productores de cine más poderosos“. Bajo esa premisa se ha programado una retrospectiva del autor, que se podrá ver gratis en la web oficial del certamen, donde se repasa la obra del “excepcional cineasta que ha hecho gala de una defensa a ultranza de la libertad creativa, formal y política y de un afán de experimentación casi libertario” en el cine. El festival arranca con la proyección en Cineteca de Matadero Madrid de Niñato, el debut en la dirección del argentino Adrián Orr. En la Sección oficial compiten diez largometrajes: 25 CINES/seg, de Luis Macías (España); EXPO Lío’92, de María Cañas, (España); la producción italocubana I vetri tremano (Los cristales tiemblan), de Alessandro Focareta; La Siesta del Tigre, del argentino Maximiliano Schonfeld, y Las Calles, de la también argentina María Aparicio. Con ellos, La tierra aún se mueve, del mexicano Pablo Chavarría; Los mutantes, del español Gabriel Azorín; Omar y Gloria, del mexicano Jimmy Cohen; Ruinas tu reino, de Pablo Escoto, también de México, Tierra Sola, de la chilena Tiziana Panizza. Y fuera de concurso se ha programado Notas de Campo, de la portuguesa Catarina Botelho. Se completa la oferta con una retrospectiva se Glauber Rocha, coincidiendo con el 50 aniversario del estreno en el Festival de Cine de Cannes de su película Terra em transe.