Condena de 150 euros a un usuario de internet por piratear una película

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Bilbao condena a un usuario de internet por “piratear” la película Dallas Buyers Club a compensar a la productora propietaria de la obra cinematográfica con la cantidad de 150 euros. En una sentencia fechada el pasado 5 de enero, el titular del juzgado, el magistrado Marcos Bermúdez, estima parcialmente la demanda interpuesta por la empresa, que pedía una compensación de 475 euros al titular de una dirección IP de conexión a internet a través de la cual se hizo la descarga mediante un programa de intercambio de archivos (P2P). En su resolución, contra la que no cabe recurso, el juez evidencia que la descarga de películas “es ilegal” y que el titular de la línea de internet a través de la que se realizó “la descarga ilegal es infractor y responsable, al menos en este caso“.