Donostia, día 2: Alberto Rodríguez y Arnaud Des Pallières

don02Arrancan las proyecciones a concurso del Festival de Cine de San Sebastián. Lo más destacado de la jornada es El hombre de las mil caras, de Alberto Rodríguez, en la que se relata la historia de Francisco Paesa, uno de los personajes más intrigantes de las últimas décadas en España. Hombre de negocios, banquero en Suiza, traficante internacional de armas, gigoló, playboy, diplomático, aventurero, estafador y agente secreto, en definitiva, un espía. Rodriguez declara que “Por muchos libros que leíamos, por más que nos documentábamos, enseguida nos dimos cuenta de que jamás íbamos a saber lo que ocurrió realmente. Por esta razón, decidimos afrontar la película desde un punto de vista de ficción”, y añade que “durante el metraje buscamos continuamente que el espectador sepa que estamos en una película, que todo es artficio“. Por otro lado, Orpheline / Orphan, de Arnaud Des Pallières, muestra cuatro momentos en las vidas de cuatro personajes femeninos. Una niña que vive en el campo y cuyo juego del escondite se convierte en tragedia. Una adolescente atrapada en una interminable sucesión de huidas, hombres y contratiempos, porque cualquier cosa es mejor que su desolado hogar familiar. Una joven que se muda a París y roza el desastre. Y finalmente una mujer adulta de éxito que se pensaba a salvo de su propio pasado. Poco a poco estos personajes se unen para formar una sola protagonista. Además, el actor Ethan Hawke recibe el Premio Donostia y afirma que “para mí, el cine es la religión que yo he elegido y los festivales son sus instituciones sagradas“, para añadir que “al reunirnos aquí esta noche estamos refirmando nuestra fe, amor y esperanza en el poder del cine“.