Donostia, día 4: Cineastas de nuestro tiempo

canibalLa cuarta jornada del Festival incluye a concurso la proyección de Caníbal, de Manuel Martín Cuenca, y la austriaca October November, de Götz Spielmann. Cuenca dirige su mirada al sastre más prestigioso de Granada, interpretado por Antonio de la Torre, pero también un asesino en la sombra. No tiene remordimiento, ni culpa… hasta que Nina aparece en su vida. Por ella, conoce la verdadera naturaleza de sus actos y surge por primera vez el amor. La cinta de Spielmann se ambienta en una pequeña población de los Alpes austríacos donde hay un hotel ya cerrado. El director señala que “me molesta enormemente la banalidad con la que se muere hoy en día en el cine y por eso, porque la muerte es algo grande y es un misterio grande y un hecho fundamental en nuestra vida, no debería ser triviliazada ni reducirse a una idea con la que se juega, porque pones en cuestión también la vida“. En la sección Perlas se presenta Gloria que hace un año era un proyecto más que pasaba por la sección En Construcción del Festival de San Sebastián en busca de financiación para poder completarse. Sebastián Lelio y Paulina García, director y protagonista de la cinta, no sólo ganaron el año pasado el premio En Construcción, sino que desde entonces no han dejado de cosechar halagos y premios en festivales de todo el mundo; el principal, el Oso de Plata a la mejor actriz en la pasada Berlinale. Por otro lado, cineastas como Daniel Sánchez Arévalo, Borja Cobeaga o Jonás Trueba contarán cómo ven a sus mayores en la serie documental “Cineastas Contados” que se presenta en el Festival. La idea, inspirada en la serie de André S. Labarthe y André BazinCineastes de notre temps“, es que cada uno de los directores jóvenes dirija, de manera personal y libre, un largometraje documental sobre algún veterano. Así, Cobeaga abordará la figura de Enrique Urbizu, Sánchez Arévalo la de Almodóvar, Félix Viscarret se enfrentará a Carlos Saura, Jonás Trueba a José Luis García Sánchez, Javier Rebollo ha elegido a Francisco Regueiro y Virginia García del Pino a Basilio Martín Patiño.