El cineasta tibetano Dhondup Wangchen logra huir de China

El cineasta tibetano Dhondup Wangchen, quien pasó seis años en la cárcel por denunciar en un documental la represión en el Tíbet, huye de China y consigue llegar a San Francisco en Estados Unidos. Wangchen, de 43 años, llega a la ciudad californiana en la tarde del 25 de diciembre “tras una ardua y arriesgada huida“, según la web Filming for Tibet, que organizó una campaña de apoyo al realizador. El cineasta fue detenido en marzo de 2008 -como parte de las medidas tomadas por Pekín contra las revueltas tibetanas ocurridas entonces- por la realización del documental Dejando el miedo atrás y fue posteriormente condenado a seis años de prisión por “incitar a la subversión“, un delito frecuentemente usado contra disidentes. El documental, en el que gente de a pie del Tíbet hablaba sobre temas como el Dalai Lama, la política china o los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, fue galardonado en 2012 con el Premio Internacional a la Libertad de Expresión, concedido por el estadounidense Comité de Protección a los Periodistas. El realizador cumplió la pena de prisión en una cárcel de la ciudad occidental china de Xining, pero cuando finalizó ésta en junio de 2014 continuó sometido a una estricta vigilancia de las autoridades. Su esposa e hijos lograron asilo político en Estados Unidos en 2012, mientras que el monje Golok Jigme consiguió escapar dos años después a Dharamsala (India), lugar de residencia del Dalai Lama y de una amplia comunidad de exiliados tibetanos desde hace más de medio siglo.