El Festival de Sevilla se consolida como punto de encuentro del cine europeo

El Festival de Cine Europeo de Sevilla, que se celebrará del 3 al 11 de noviembre, mostrará más de 200 títulos, 20 estrenos mundiales y 185 nacionales en más de 400 proyecciones, una apuesta por “consolidar” el cine de autor europeo que acogerá el estreno mundial de Oro, de Agustín Díaz Yanes. La XIV edición cuenta con un presupuesto de algo más de un millón de euros, el mismo que hace cinco años, y “se consolida” como punto de encuentro del cine europeo de autor con la presencia de 32 países y casi un centenar de directores, según José Luis Cienfuegos, director del festival. En la sección oficial a concurso, 16 películas competirán por el Giraldillo de Oro, entre ellas A Ciambra, de Jonas Carpignano, que cuenta con Martin Scorsese como productor ejecutivo, o A Violet Life, segunda película de Thierry de Peretti, que analiza el movimiento independentista de Córcega. A esta se suman Little Crusader, del checo Václav Kadrnka; Ramiro, del portugués Manual Mozos; Winter Brother, la ópera prima del islandés Hlynur Palmason; El mar nos mira de lejos, de Manuel Muñoz Rivas; Tierra de Dios, de Francis Lee; o Tierra firme, de Carlos Marqués-Marcet, que inaugura el festival. El objetivo de este año es repetir las cifras de participación de la edición anterior (unos 75.000 espectadores y unos 100.000 participantes en distintos eventos o seminarios) y está previsto un homenaje a la actriz Kiti Manver y la concesión de dos Giraldillos de Honor a personas del séptimo arte cuyos nombres no han sido desvelados. En la apuesta por un cine que propone nuevos lenguajes, 19 películas integran la sección Nuevas Olas, una de las señas de identidad del festival, mientras la de Nuevas Olas no ficción ofrecerá nueve títulos de estreno.