El mercado chino se abre al cine español

El éxito de taquilla que ha cosechado en China el thriller Contratiempo, de Oriol Paulo, con una recaudación de más de 23 millones de euros, ha abierto la puerta al cine español en ese país, asegura su director y el agente de ventas Vicente Canales en unas jornadas celebradas en la Academia de Cine. Estrenada en más de 7.000 pantallas, con una promoción al estilo de los “blockbusters” norteamericanos, la película se colocó en el segundo puesto de las más vistas en el fin de semana del estreno y se mantuvo durante cinco semanas en el top 5, indica Paulo en las jornadas, dedicadas a la promoción exterior del cine español. Contratiempo es la película española que más ha recaudado en el extranjero en 2017, casi el doble que Un monstruo viene a verme, de Juan Antonio Bayona. La primera se ha estrenado en ocho países, la segunda en 53.