Ir a…

23/06/2017

El último de los injustos, de Claude Lanzmann


el ultimo de los injustosCasi tres décadas después del estreno de la mítica Shoah, Claude Lanzmann recupera una serie de entrevistas con Benjamin Murmelstein, el último presidente del Consejo Judío del campo de concentración de Theresienstadt y único superviviente de aquellos que ocuparon este cargo. Las entrevistas se grabaron en Roma durante 1975 y quedaron fuera del montaje de Shoah. En El último de los injustos (Le dernier des injustes, 2013) el director se introduce en los escenarios reales en los que se desarrollaron los acontecimientos, haciendo especial hincapié en el campo de Theresienstadt, considerado un “campo modelo” para enmascarar la imagen de uno de los hechos más abyectos de la historia del siglo XX. A través de las entrevistas descubrimos la extraordinaria personalidad de Murmelstein: dotado de una inteligencia deslumbrante y gran valor, que, junto con una memoria incomparable, lo convierten en un narrador irónico, sarcástico y auténtico.

Claude Lanzmann (París, 1925) fue uno de los organizadores de la resistencia en el Instituto Blaise Pascal de Clermont-Ferrand en 1943. Participó en el movimiento urbano de la resistencia y después luchó con los maquis en los alrededores de Auvernia. En 1952, en su estancia en la Universidad de Berlín como profesor adjunto durante el bloqueo de Berlín, conoció a Jean-Paul Sartre y a Simone de Beauvoir, con los que inició una amistad. Desde entonces, ha contribuido periódicamente en la revista Les Temps Modernes, de la que actualmente es director. Hasta 1970 sus actividades estaban divididas entre una firme lealtad hacia Israel, que visitó por primera vez en 1952, y mantenerse fiel a sus convicciones anticolonialistas. Signatario del Manifiesto de los 121, que denunciaba la represión de Argelia y apelaba a la objeción de conciencia, fue uno de los diez acusados. Entonces publicó una edición especial de Les Temps Modernes dedicada al conflicto árabe-israelí, en el que por primera vez los árabes y los israelíes presentaban conjuntamente sus razonamientos. Desde 1970, Claude Lanzmann ha trabajado exclusivamente en cine. Ha dirigido la película Israel, Why, cuya intención parcial era dar una respuesta a sus antiguos compañeros anticolonialistas, quienes se negaban a comprender que haber querido la independencia de Argelia no estaba reñido con querer la supervivencia de Israel. Se estrenó en el Festival de Nueva York el 7 de octubre de 1973, unas horas después del comienzo de la Guerra de Yom Kippur. Claude Lanzmann empezó a trabajar en Shoah en el verano de 1974 y la realización de esta película le supuso una ocupación a jornada completa durante 12 años. Tras su emisión mundial en 1985, la película fue considerada un evento muy importante tanto histórica como cinematográficamente. Desde entonces, Shoah ha tenido sólidas repercusiones. Después de Israel, Why y Shoah salió una película sobre las Fuerzas de Defensa de Israel, Tsahal, que trataba del miedo y de la conquista del valor, de las armas, de la reapropiación judía por la fuerza y la violencia. Era la última parte de la trilogía en la que Claude Lanzmann llevaba años trabajando. A Visitor from the Living (1997), su cuarta película, estaba basada en una entrevista que Maurice Rossel le concedió en 1979 durante el rodaje de Shoah. Constituye un documento único en los anales de la Segunda Guerra Mundial. El delegado berlinés del Comité Internacional de la Cruz Roja de 1942, Maurice Rossel, fue el único miembro de la organización que visitó Auschwitz en 1943. También inspeccionó el “gueto modelo” de Theresienstadt en junio de 1944. Sobibor, October 14, 1943, 4 p.m., la quinta película de Lanzmann, formó parte de la Sección Oficial del Festival de Cannes en 2001 (fuera de competición).

About zinema

A %d blogueros les gusta esto: