El Zinemaldia homenajeará a Dorothy Arzner

dorothy arznerEl Festival de Cine de San Sebastián dedicará su retrospectiva clásica de la 62 edición a la obra de la directora Dorothy Arzner, la única mujer que logró forjar una importante carrera como realizadora durante la época dorada de Hollywood. Arzner (1897-1979) está considerada una pionera de la integración de la mujer en la industria del cine, en la que recorrió todos los escalafones hasta lograr que los grandes estudios confiaran en ella la responsabilidad de dirigir películas. Nacida en San Francisco y criada en Los Ángeles, Arzner era la hija de los propietarios de un café frecuentado por actores y directores de cine de la época, como Charles Chaplin, William S. Hart o Erich von Stroheim. Se licenció en la Universidad del Sur de California y sirvió como conductora de ambulancias durante la I Guerra Mundial, tras lo que se inició en el periodismo hasta que un encuentro con William C. DeMille -hermano del célebre director Cecil B. DeMille– cambió su vida. De su mano visitó un estudio de rodaje y decidió que quería convertirse en directora de cine. Su obra está compuesta por comedias y melodramas en los que brillaban especialmente los personajes femeninos. Además, pasó a la historia por inventar el micrófono de jirafa cuando se le ocurrió atar un micro a una caña de pescar en los albores del cine sonoro. Pese a que su nombre y obra cayeron en el olvido, su figura como pionera del cine dirigido por mujeres fue reivindicada en la década de los 60 por los movimientos feministas. Más allá de su importancia como mujer directora, su obra merece el reconocimiento por su “refinado estilo visual” y por el cuestionamiento de los roles sexuales de la época y el papel de la mujer en la sociedad.