Historias de Shanghai, de Jia Zhang-ke

Hai shang chuan qi, 2010, 125 min. (China)
Karma Films
[rating=0]

Dirección: Jia Zhang-ke
Intérpretes: Zhao Tao, Lim Giong, Lin Xudong (entrevistador)
Guión: Jia Zhang-ke
Fotografía: Yu Likwai
Música: Lim Giong
Montaje: Xhang Jia
Producción: Wang Tianyun, Ty Lik Wai, Meg Jin, Lin Ye, Xiong Yong

Shangai, una metrópolis en rápida evolución, una ciudad portuaria donde las personas van y vienen. Shangai ha recibido todo tipo de personas: revolucionarios, capitalistas, políticos, soldados, artistas y mafiosos. También ha visto revoluciones, asesinatos e historias de amor. Después de la victoria de los comunistas chinos en 1949, miles de personas de Shangai marcharon a Hong Kong y Taiwán. Irse significaba separarse de sus hogares durante treinta años; quedarse significaba sufrimiento a través de la Revolución Cultural y otros desastres políticos de China. Dieciocho personas de Shangai, Taipei y Hong Kong recuerdan su vida en Shangai. Sus testimonios, narrados como los dieciocho capítulos de una novela, reconstruyen la historia de esta ciudad desde 1930 hasta 2010.

Presentada en la sección Una Cierta Mirada del Festival de Cine de Cannes, el documental está dirigido por Jia Zhang-Ke (China, 1970), quien se graduó en la Academia de Cine de Pekín e hizo su primera película, Xiao Wu, en 1998. Actualmente vive en Pekín y está totalmente comprometido con la cinematografía sobre su país. Su Naturaleza Muerta ganó el León de Oro a la Mejor Película en la 63ª edición del Festival de Cine de Venecia de 2006. Su filmografía se completa con Xiao wu (1998), Zhantai (Plataforma, 2000), el documental Gong gong chang suo (En público, 2001), Ren xiao yao (Placeres desconocidos, 2002), Shijie (El mundo, 2004), Naturaleza Muerta (2006), Useless (2007) y 24 City (2008).

Según el director “tras examinar en mis películas durante décadas los cambios históricos en China, he desarrollado un creciente interés por la historia. He descubierto que las causas de casi todos los problemas a los que se enfrenta la China contemporánea pueden encontrarse dando forma a las profundidades de su historia. En la China continental y también en Taiwán, la auténtica naturaleza de muchos acontecimientos de la historia moderna del país ha sido escondida por aquellos que se encontraban en el poder. Como un huérfano ansioso por saber la verdad sobre sus orígenes, sentí una urgente necesidad de saber lo que había más allá de las narraciones históricas oficiales, es decir, ¿Qué habían experimentado realmente los individuos?“.

Jia Zhang-ke fue a Shangai con su cámara y siguió los pasos de la gente de la ciudad que se marchó a Taiwán y a Hong Kong y declara que “Shangai está fuertemente unida a las vidas de casi todas las figuras históricas importantes de la historia moderna de China. Y los acontecimientos de gran significado en la vida de la ciudad llevaban a los habitantes de Shanghay a vidas llenas de dolor y de separaciones de por vida“, y añade que “espero que esta película trascienda entre los políticos (tanto en el Partido Comunista de China como en el nacionalista de Taiwán) y conmueva directamente a todos los chinos“.

Un complicado conjunto de términos históricos están inscritos en la historia de Shangai, desde “colonia” en el siglo XIX hasta “revolucionario” en el XX; desde “liberación” en 1949, pasando por “revolución cultural” en 1966 hasta la “reforma” de 1978 y la “apertura” de Pudong en 1990.