Intocable, de Eric Toledano y Olivier Nakache

Intouchables, 2011, 115 min. (Francia)
A Contracorriente Films
[rating=0]

Dirección: Eric Toledano, Olivier Nakache
Intérpretes: François Cluzet, Omar Sy, Audrey Fleurot, Anne Le Ny, Clotilde Mollet, Alba Gaïa Bellugi, Cyril Mendy, Christian Ameri
Guión: Eric Toledano, Olivier Nakache
Fotografía: Mathieu Vadepied
Música: Ludovico Einaudi
Montaje: Dorian Rigal-Ansous
Producción: Nicolas Duval-Adassovsky, Laurent Zeitoun, Yann Zenou

Tras un accidente de parapente, Philippe, un rico aristócrata, contrata a Driss como asistente y cuidador, un joven procedente de un barrio de viviendas públicas que ha salido recientemente de prisión… En otras palabras, la persona menos indicada para el trabajo. Juntos, van a mezclar a Vivaldi y ‘Earth, Wind & Fire,’ la dicción elegante y la jerga callejera, los trajes y los pantalones de chándal… Dos mundos van a chocar y van a tener que entenderse mutuamente para dar lugar a una amistad tan demencial, cómica y sólida como inesperada, una relación singular que genera energía y los hace… ¡intocables!.

La película, que clausuró el Festival de Cine de San Sebastián 2012, ha sido uno de los grandes éxitos de la historia del cine francés con cifras de taquilla que alcanzan los 19,2 millones de espectadores y más de 120 millones de euros.

Avalada por los productores de Los Seductores, la película está dirigida por una pareja de directores franceses Olivier Nakache y Eric Toledano, y está protagonizada por François Cluzet (Pequeñas Mentiras sin Importancia) y Omar Sy (Micmacs). La idea para llevar adelante la cinta se retrotrae a 2003 y según Nakache “en cierta velada, estuvimos viendo un documental que nos marcó: A la vie, a la mort. Trataba sobre un muy improbable encuentro entre Philippe Pozzo di Borgo, que se había quedado tetraplégico tras un accidente practicando parapente, y Abdel, un joven procedente de las viviendas sociales contratado para cuidarle. En aquella época, acabábamos de rodar Je préfère qu’on reste amis (2005). Probablemente, no éramos aún lo suficientemente maduros en aquel momento para abordar aquel tema, pero el documental se quedó en nosotros. Y a menudo lo veíamos de nuevo… y, tras Tellement proches (2009), sentimos que quizá ya era el momento de trabajar la historia“.

Eric Toledano y Olivier Nakache se conocieron a principios de los años noventa. En 1995, dirigieron juntos su primer corto, Le jour et la nuit, con Zinedine Soualem y Julie Mauduech. Sin embargo, fue su segundo corto, Les petits souliers, el que logró atraer la atención sobre el tándem. Inspirado en su mutua experiencia (las rondas de Santa Claus que habían afrontado en Navidades para hacer algo de dinero), e interpretado por un reparto excelso de actores más o menos desconocidos aún en aquella época (Gad Elmaleh, Atmen Kélif, Jamel Debbouze y Roschdy Zem), la película fue elegida para el Festival de Cortometrajes de Clermont-Ferrand, y para el Festival de Cine de París, donde se hizo con el Premio del público de 1999, así como para varios otros Festivales de Francia y del extranjero, en los que también se granjeó una docena de galardones.

Al haber frecuentado los campos de verano como líderes de actividades, los dos compañeros siguieron juntos su trabajo recurriendo una vez más a su pasado como fuente de inspiración. Así, en 2001, se estrenó el corto Ces jours heureux (con Lorant Deutsch, Omar Sy, Fred Testot, Lionel Abelanski y Barbara Schulz), que llevaba las semillas de lo que se convertiría en Aquellos días felices (Nos jours heureux, 2006), el que sería su segundo largometraje. La película, otro gran éxito, se hizo acreedora de muchos premios (El premio del jurado y el del público en el Festival de Comedia de Meudon, en su edición de 2001; el premio del público en Poitiers y Sarlat, aquel mismo año).

En 2003, Eric Toledano y Olivier Nakache abordaron su primer largo juntos, Je préfère qu’on reste amis. Este proyecto quedó marcado por el encuentro con Gérard Depardieu, y el comienzo de la colaboración de los cineastas con Jean-Paul Rouve. Éste último se reunió con ambos directores para Aquellos días felices, que cuando se estrenó, en 2006, obtuvo gran éxito de crítica y público. Entonces, el tándem realizó Tellement proches, que trata el tema de la familia en estos tiempos que corren. Protagonizaban la cinta Vincent Elbaz, Isabelle Carré, Omar Sy, François-Xavier Demaison y Joséphine de Meaux.