J – 2017

Jackie (Jackie, 2016), de Pablo Larraín
Drama centrado en la figura de la señora Kennedy durante los cuatro días siguientes al famoso asesinato de su marido, el presidente de Estados Unidos. En él se muestra el impacto que causó el trágico suceso en su mujer, Jaqueline Kennedy, así como las repercusiones públicas y privadas que ésta tuvo en su vida. El resultado será un retrato de la que fuera Primera Dama, sin dejar de lado ninguna de sus facetas, haciendo especial hincapié en su faceta más humana. Dirige el chileno Pablo Larraín (Fuga, Tony Manero, Post Mortem, NO, El Club, Neruda) y está protagonizada por Natalie Portman (La venganza de Jane, Thor: El mundo oscuro), Peter Sarsgaard (Los siete magníficos, El caso Fischer), Greta Gerwig (Maggie’s Plan, Mistress America) y el recientemente fallecido John Hurt (Rompenieves, Sólo los amantes sobreviven).

Jacques (L’odyssée, 2016), de Jérôme Salle
1948. Jacques Cousteau (Lambert Wilson) y su esposa (Audrey Tautou) deciden lanzarse a la aventura y cumplir el sueño de Jacques de recorrer los océanos e investigar lo inexplorado, el mundo submarino. Este trayecto, a bordo del Calypso, se convertirá en la odisea de toda una vida dedicada a la ciencia, la fama y la televisión, que convertirá a Cousteau en todo un mito y lo llevará a auténticos paraísos remotos. Pero la de Cousteau es una historia de luces y sombras, también marcada con los conflictos de Jacques con su pareja y sus hijos Philippe (Pierre Niney) y Jean-Michel y por la terrible tragedia que los golpearía unos años después. Biopic sobre Jacques-Yves Cousteau que clausuró el Festival de Cine de San Sebastián 2016 y que está dirigido por Jérôme Salle (Zulu, Largo Winch: Conspiración en Birmania, Largo Winch, El secreto de Anthony Zimmer). La película se basa en los hechos reales y adapta la biografía Capitán de la Calypso escrita por Yves PaccaletAlbert Falco.

John Wick. Pacto de sangre (John Wick: Chapter 2, 2017), de Chad Stahelski
En este nuevo capítulo que continúa el éxito de 2014, el legendario sicario John Wick (Keanu Reeves) se ve forzado a abandonar su retiro por un antiguo socio que trama hacerse con el control de una siniestra cofradía internacional de asesinos. Obligado a ayudar por un juramento de sangre, John viaja a Roma, donde se enfrentará a algunos de los asesinos más letales del mundo. Chad Stahelski dirige esta secuela, aunque esta vez sin David Leitch, que tiene previsto ser una trilogía, por lo que esta sería la segunda entrega de la misma. Está protagonizada por Keanu Reeves (Matrix, Speed: Máxima potencia, Le llaman Bodhi) y cuenta también con Common (Selma, Una noche para sobrevivir), Laurence Fishburne (Matrix) y Riccardo Scamarcio (Una buena receta).

Juerga de mamis (Fun mom dinner, 2017), de Alethea Jones
Cuatro madres cuyos hijos van a la misma clase de educación infantil deciden reunirse para una “cena de mamis” sin pretensiones. La velada empieza fatal, pero la combinación de alcohol, karaoke y un camarero muy atractivo acaban convirtiéndola en una noche inolvidable en la que estas mujeres, aparentemente distintas, se dan cuenta de que tienen más cosas en común que la maternidad y los hombres. Película dirigida por Alethea Jones (Barbie) y protagonizada por Katie Aselton (Deep Murder), Toni Collette (Madame), Bridget Everett (Permission) y Emmersyn Fiorentino (Little Republicans: Presidential Debate Highlights).

Júlia Ist (Júlia Ist, 2017), de Elena Martín
Júlia decide irse de Erasmus a Berlín. Se irá de casa por primera vez, sin pensarlo demasiado, a la aventura. La ciudad, fría y gris, le da una bienvenida más gélida de la que se esperaba y confronta sus expectativas con la realidad: Su vida parece estar lejos de aquella nueva vida que se imaginó en las aulas de la universidad de arquitectura de Barcelona. La actriz Elena Martín debuta en la dirección de largometrajes con este filme que ella misma protagoniza tras haber trabajado como actriz en filmes como Les amigues de l’Àgata (2015) y Morir en 3 actes (2011). La película relata las experiencias de la propia Elena Martín cuando estuvo estudiando un año en Berlín.

Post navigation