Kiseki (Milagro), de Hirokazu Kore-eda

Kiseki , 2011, 126 min. (Japón)
Golem
[rating=0]

Dirección: Hirokazu Kore-eda
Intérpretes: Koichi Osako (Koki Maeda), Ryunosuke Kinami (Ohshiro Maeda), Nozomi Osako (Nene Ohtsuka), Kenji Kinami (Joe Odagiri), Hideko Osako (Kirin Kiki), Shukichi Osako (Isao Hashizume), Kyoto Ariyoshi (Yui Natsukawa), Sr. Mamoru Sakagami (Hiroshi Abe), Srta. Sachi Miura (Masami Nagasawa), Wataru Yamamoto (Yoshio Harada)
Guión: Hirokazu Kore-eda
Fotografía: Yutaka Yamazaki
Música: Quruli
Montaje: Hirokazu Kore-eda
Producción: Keiko Mitsumatsu

El día que se inaugure la nueva línea Kyushu, el “shinkansen” Tsubame irá hacia el Sur desde Hakata, y el Sakura irá hacia el Norte desde Kagoshima. Dicen que basta con estar ahí en el momento en que los dos trenes se crucen para que un deseo se haga realidad. Koichi, de 12 años, necesita un milagro. Su hermano pequeño vive lejos y quiere que vuelvan a ser una familia. Sus padres se han divorciado: Koichi vive con su madre y sus abuelos en Kagoshima, mientras que su padre y su hermano están en Fukuoka. Los dos hermanos traman un plan en el que deben participar amigos, parientes y las personas que les rodean. Esperan que haya un milagro.

La cinta nació a partir del deseo de hacer una película basada en la línea Kyushu, que se inauguró el 12 de marzo de 2011. La idea era hacer una película que no tuviera nada que ver con la promoción de los shinkansen (trenes bala); tampoco sería una película acerca de Kyushu, sino simplemente una película con la que todos pudieran sentirse identificados.

Muy al principio, el productor pensó en Hirokazu Kore-Eda. Cuando le habló de la idea, el director le dijo que era un apasionado de los trenes y que su abuelo era de Kagoshima, una de las ciudades en el recorrido de la nueva línea. Añadió que ahora era padre y quería hacer una película con una óptica diferente de Nadie sabe. De hecho, la primera imagen que vino a la mente de Kore-Eda fue la de los niños de la película Cuenta conmigo andando por la vía férrea.

Mientras seguían el recorrido de la nueva línea para incluir las localizaciones en el guión, el director y el equipo se dieron cuenta de algo muy importante. Gran parte del trazado era elevado y difícil de ver desde arriba. Este descubrimiento hizo que la trama cambiara, y los obstáculos que los niños deben superar para ver los dos shinkansen cruzarse se convirtieron en parte íntegra de la historia. Así nació “el milagro que ocurre cuando dos trenes bala se encuentran por primera vez“.

Los dos protagonistas también son hermanos en la vida real, Koki y Ohshiro Maeda, y éste es su primer largometraje. El director Kore-Eda los escogió durante las pruebas que realizó a numerosos niños. Le atrajo su inocencia y cambió parte del guión para adaptarlo a su personalidad. A primera vista, el mayor tiene mucho carácter, pero también es muy sensible. El pequeño es capaz de convertir las lágrimas en carcajadas y es mucho más fuerte de lo que aparenta. Dan la sensación de estar viviendo la película y no de estar interpretándola. Durante el transcurso de la historia los vemos crecer y es difícil no sentirse arrastrado por sus sentimientos.

La película está rodada a lo largo de la nueva línea Kyushu, inaugurada en marzo de 2011, en las ciudades de Kagoshima, Kumamoto y Fukuoka, entre otros lugares.

Hirokazu Kore-Eda (Tokio en 1962), se licenció en la Universidad Waseda en 1987 y entró a trabajar en TV Man Union, donde se ocupó sobre todo de documentales. Ganó el Premio Galaxy al Mejor Programa por However… (1991); el Premio al Mejor Documental de la Asociación de Productores Televisivos de Japón por Mou hitotsu no kyouiku (Lecciones de una ternera) (1991), y el Premio Fundación Hoso Bunka por Without Memory (1996).

En 1995 rodó su primer largometraje de ficción, Maboroshi no hikari, ganador del Osella de Oro en el Festival de Cine de Venecia. Su siguiente película, Wandâfuru raifu (El más allá) (1999), ganó el Primer Premio en el Festival de los Tres Continentes de Nantes así como el Premio del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires. Se estrenó en 30 países y en 200 salas en Estados Unidos. En 2001, Distance fue seleccionada por el Festival de Cine de Cannes; y en 2004, Nadie sabe compitió en dicho festival, que otorgó el Premio a la Mejor Interpretación Masculina a Yuya Yagira, convirtiéndose en el actor más joven en ganar este premio. En 2006 dirigió la película de época Hana. En 2008 se estrenó Still Walking/Caminando, un auténtico éxito internacional que ganó varios premios en Europa y Asia. También en 2008 estrenó el documental de la gira de Cocco titulado Daijobu de aruyo ni: Cocco Owaranai Tabi. En 2009 rodó la innovadora película Air Doll, basada en las historias cortas de Yoshiie GODA. Recientemente se ha ocupado de un vídeo musical para el grupo pop AKB48.