La jungla: Un buen día para morir, de John Moore

Bruce Willis vuelve a interpretar a su personaje más popular, John McClane, un héroe “real” con las habilidades y aptitudes necesarias para sobrevivir a lo que se le ponga por delante. Una vez más McClane se encuentra en el lugar equivocado en el momento equivocado, al viajar a Moscú para ayudar a su hijo Jack. Con los peores elementos de los bajos fondos rusos tras ellos y luchando contrarreloj para evitar una guerra, los dos McClanes descubren que sus métodos opuestos les convierten en unos héroes imparables. La premisa del guión (original de Skip Woods y Jason Keller) tiene su origen en una idea de Willis, que estaba interesado en examinar una historia de un padre y un hijo que tuviera como telón de fondo una situación de peligro que les obligara a hallar una forma de superar sus diferencias para sobrevivir. Es la quinta entrega de una de las sagas de acción más emblemáticas del cine, una franquicia que empezó en 1988 con el clásico de John McTiernan. Dirige John Moore, en cuya filmografía figuran Tras las línea enemiga (2001), los remakes El vuelo del Fénix (2004) y La profecía (2006) y la adaptación de un videojuego Max Payne (2008).

A good day to die hard. Dirección: John Moore. País: USA. Año: 2013. Duración: 97 min. Intérpretes: Bruce Willis (John McClane), Jai Courtney (Jack McClane), Sebastian Koch (Komarov), Rasha Bukvic (Alik), Cole Hauser (Collins), Yuliya Snigir (Irina), Mary Elizabeth Winstead (Lucy McClane). Guion: Skip Woods. Producción: Alex Young. Música: Marco Beltrami. Fotografía: Jonathan Sela. Montaje: Dan Zimmerman. Distribuidora: Hispano Foxfilm