Las malas hierbas, de Alain Resnais

Les herbes folles, 2009, 104min. (Francia, Italia)
Karma Films
[rating=0]

Dirección: Alain Resnais
Intérpretes: Mathieu Amalric, Sabine Azéma, André Dussollier, Anne Consigny, Emmanuelle Devos, Michel Vuillermoz, Sara Forestier, Nicolas Duvauchelle
Guion: Alan Resnais, Laurent Herbiet
Fotografía: Eric Gautier
Música: Mark Snow
Montaje: Hervé de Luze
Producción: Jean-Louis Livi

Marguerite no contaba con que le robaran el bolso al salir de la tienda. Y menos aún con que el ladrón tirara lo que había dentro en un aparcamiento. En cuanto a Georges, de haberlo sabido, no se habría agachado a recogerlo. Entre estos dos personajes que no tenían ninguna probabilidad de encontrarse, va a establecerse una relación sentimental llena de sobresaltos e imprevistos.

Basada en la novela L’Incident, de Christian Gailly, la película consiguió el Premio Especial del Jurado del Festival de Cine de Cannes 2009.

Dirige Alain Resnais, una de las más importantes figuras del cine moderno. Comenzó realizando cortos documentales a finales de los años 40, la mayoría sobre temas de arte, como Van Gogh (1948), Gauguin (1950) y Guernica (1950). Su logro documental más importante es la elegía de 31 minutos Noche y niebla (1956), que para el entonces crítico François Truffaut fue la mejor película alguna vez hecha. En ella examina en forma estructurada los campos de concentración del Holocausto, superponiendo escenas documentales en blanco y negro, con filmación contemporánea en color.

Su ascenso a la fama coincide con otros directores de la Nueva Ola Francesa como Godard, Truffaut o Chabrol. Su mayor reconocimiento cinematográfico llegó con Hiroshima mon amour en 1959, con la que ganó el premio de la Crítica Internacional en el Festival de Cannes. Su filmografía se completa con Hiroshima mon amour (1959), El año pasado en Marienbad (1961), Muriel (1963), La guerra ha terminado (1966), Loin du Vietnam (1967), Te amo, te amo (1968), Stavisky (1974), Providence (1976), Mi tío de América (1980), La vie est un roman (1983), L’Amour à mort (1984), Mélo (1986), I want to go home (1989), Contre l’oubli (1991), Smoking/No smoking (1993), On connait la chançon (1998), Pas sur la bouche (2003) y Asuntos privados en lugares públicos (2006).

Resnais declara que decidió adaptar al cine la novela a cine ya que “el productor Jean-Louis Livi me había pedido que filmara una película para él. Inicialmente, se acordó que sería la adaptación de una obra de teatro. Yo ya había leído una docena de obras, cuando me topé con una novela de Christian Gailly, un escritor cuya voz encantadora, irónica y melancólica me chocó profundamente en una emission de Alain Veinstein en France Culture. Esta novela me cautivó hasta el punto de leer otra inmediatamente y de llamar al día siguiente a Jean-Louis Livi. Le dije: “Ese sonido, esa Blue Note que llevamos buscando desde hace algunas semanas, creo que tal vez la he encontrado.” La escritura de Gailly es tan musical que me di cuenta de que si hablaba con alguien después de terminar uno de sus libros, lo hacía hablando como sus personajes. Sus diálogos son como solos o duetos a la espera de ser dichos por los actores. Irène Lindon, la directora de “Edicions de Minuit” que publicó los trece libros de Gailly, nos comunicó que los derechos cinematográficos de doce de ellos estaban disponibles. Así que solicité un encuentro con Gailly. Me dio total libertad para escoger el libro que deseara, teniendo en cuenta que yo sólo había leído cuatro, pero mostró cierta preocupación por la idea de que la película alterara su agenda, ya que quería dedicar toda su energía a la nueva novela que estaba escribiendo. Por tanto, le propuse tímidamente no molestarle nunca, ni tampoco pedirle escenas adicionales o asesoramiento sobre la selección o la adaptación de los actores, así como no mostrarle una copia estándar de la película que el aprobaría o no. Vi entonces cómo una sonrisa aparecía en su rostro. Los siguientes días leí las novelas que me faltaban por descubrir y le propuse a Livi llevar a la pantalla El incidente, lo que él había ya pensado por su parte. Este libro era más caro que otros para filmar, pero Livi, con la ayuda de la productora ejecutiva Julie Salvador, consideró que se podía intentar“.