Los idus de marzo, de George Clooney

The ides of march, 2011, 101 min. (USA)
Wide Pictures
[rating=0]

Dirección: George Clooney
Intérpretes: Ryan Gosling, George Clooney, Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti, Marisa Tomei, Jeffrey Wright, Evan Rachel Wood, Max Minghella
Guion: George Clooney, Grant Heslov, Beau Willimon
Fotografía: Phedon Papamichael
Música: Alexandre Desplat
Montaje: Stephen Mirrione
Producción: George Clooney, Grant Heslov, Brian Oliver

Stephen Meyers es un idealista y brillante comunicador. Es el segundo de a bordo de la campaña presidencial del gobernador Mike Morris, en quien confía ciegamente. Durante las primarias de Ohio, Tom Duffy el jefe de campaña del máximo oponente de Morris, ofrece a Meyers un puesto de trabajo. Al mismo tiempo, las negociaciones de Morris para conseguir el apoyo adicional de un senador de Carolina del Sur se estancan. Y la joven becaria Molly Sterns capta la atención de Stephen. Los republicanos guardan varios ases bajo la manga, Meyers puede haberse confiado en exceso y Molly guarda un secreto. ¿Qué es más importante: la carrera, la victoria o la verdad?.

Consideraría esta película un thriller político. No diría que es necesariamente un film político” –comenta George Clooney, quien dirige, produce, coescribe, y protagoniza la película. Dado que la historia se centra más en el proceso electoral que en las ideas políticas en sí mismas, Clooney dice que atraerá por igual a los seguidores de ambos partidos. “Supongo que si usted es demócrata preferirá el principio de la película, y si, por el contrario, es republicano, se inclinará por el final. La cinta avanza con la tesitura de meterse con todos. Si se trata de un film político, lo es sin insistir en una determinada dirección, y justo eso era lo importante para nosotros“.

Los orígenes de la película se retrotraen al verano de 2004. Fue entonces cuando Beau Willimon, un joven escritor que no hacía mucho había dejado de trabajar con el personal de la esperanzada campaña presidencial de Howard Dean en Iowa, escribió un primer borrador de su pieza teatral Farragut North. Willimon recurrió a su propia experiencia para tramar esta historia de intriga política y traición tras las escenas de una campaña presidencial.

La obra se estrenó en 2008 en el Atlantic Theater Company de Nueva York, para trasladarse en 2009 al Geffen Playhouse de Los Ángeles. Finalmente, cayó en manos de un empleado de Smokehouse Pictures, la productora de George Clooney y Grant Heslov. Amigos de hace mucho, Clooney y Heslov habían colaborado previamente en la nominada a varios Oscars Buenas noches, y Buena suerte (2005); así como en Ella es el partido (2008); Los hombres que miraban fijamente a las cabras (2009); y El americano (2010).

Llevar la pieza teatral a la pantalla cinematográfica implicó hacer diversos cambios, y no es el menor que el gobernador Morris, el candidato, sea uno de los personajes, pues nunca aparece en la obra. “El candidato no existe en la pieza teatral, nunca pronuncia palabra“, –informa Clooney–. “Con miras a establecer una buena historia, ideamos un personaje, un candidato en el que Stephen cree, en el que todo el mundo cree, para poder destrozarlo. Al principio, tiene una apariencia inocente, honorable, hasta que descubres que se trata del más deshonesto de todos“.

Los realizadores también cambiaron el título, lo que Clooney justifica: “Farragut North es un gran título para la pieza, pero para un film se nos antojaba un poco demasiado concreto. Enmarcamos las primarias en el 15 de marzo, y en la cinta pueden percibirse algunos temas shakesperianos“.

Con el guión listo, Clooney y Heslov planificaron el rodaje para 2008. Pero entonces, bastante oportunamente, los políticos entraron en acción. “En 2008, llevábamos trabajando en el guión en torno a un año y medio“, –explica Clooney–. “Y entonces, Obama fue elegido, y había tanta esperanza, todo el mundo estaba tan feliz, que no parecía el momento adecuado para hacer la película, pues la gente se mostraba demasiado optimista ¡para un film tan cínico! Hacia un año más tarde, todos volvían a ser cínicos, y entonces nos pareció que podíamos hacer la película“.

Es el cuarto largometraje que dirige George Clooney (Lexington, Kentucky, 1961), tras Confesiones de una mente peligrosa (2002), Buenas noches, y buena suerte (2005) y Ella es el partido (2008).