M – 2015

ma ma (ma ma, 2015), de Julio Medem
Seis años después de su último papel protagonista en España, Los abrazos rotos, Penélope Cruz vuelve de la mano de Julio Medem (Habitación en Roma, Caótica Ana, La pelota vasca, la piel contra la piedra, Lucía y el sexo, Los amantes del círculo polar, Tierra, La ardilla roja, Vacas) como una maestra en paro quien, tras ser diagnosticada de cáncer de mama, reacciona sacando toda la vida que lleva dentro, desde lo imaginable a lo inimaginable. Ella y su entorno más íntimo viven insospechadas escenas de humor y delicada felicidad. La actriz comparte protagonismo con Luis Tosar, como su pareja, y Asier Etxeandía, como su ginecólogo. Fue seleccionada para participar en la 40ª Edición del Festival de Cine de Toronto, TIFF 2015. Alberto Iglesias, encargado de la banda sonora, Kiko de la Rica, director de fotografía y Montse Sanz, directora de arte, ya trabajaron juntos y con Julio Medem en Lucía y el sexo.

Macbeth (Macbeth, 2015), de Justin Kurzel
Macbeth, duque de Escocia, recibe una profecía de un trío de brujas que dice que un día se convertirá en rey de Escocia. Consumido por la ambición y alentado a la acción por su propia esposa, Macbeth asesina al rey y ocupa su trono. Presentada en la Sección Oficial del Festival de Cine de Cannes 2015, Justin Kurzel dirige a Michael Fassbender (12 años de esclavitud) y Marion Cotillard (Dos días, una noche) en su segundo largo tras Snowtown (2011). Se trata de una nueva versión de la obra de William Shakespeare que ya fue llevada a la pantalla en 1948 por Orson Welles; en 1957 con la versión de Akira Kurosawa titulada Trono de sangre, y en los años setenta por Roman Polanski.

Mad Max: Furia en la carretera (Mad Max: Fury road, 2015), de George Miller
Del director George Miller (Happy Feet 2, Happy Feet: rompiendo el hielo, Babe, el cerdito en la ciudad, El aceite de la vida, Las brujas de Eastwick), creador del género postapocalíptico y autor intelectual de la legendaria franquicia Mad Max, llega este retorno al mundo del guerrero de la carretera, Max Rockatansky. Perseguido por su turbio pasado, Mad Max cree que la mejor forma de sobrevivir es deambular en solitario. Sin embargo, se ve arrastrado por un grupo que huye a través del páramo en un war rig conducido por la Emperatriz Furiosa. Escapan de una ciudadela tiranizada por Immortan Joe, a quien le han robado algo irreemplazable. Enfurecido, el Señor de la Guerra moviliza a todos sus hombres para perseguir con ellos a los rebeldes en una Guerra de la carretera sin compasión. Está protagonizada por Tom Hardy (La entrega); Charlize Theron; Zoë Kravitz (La serie Divergente: Insurgente); y Nicholas Hoult (X-Men: Días del futuro pasado).

Magic Mike XXL (Magic Mike XXL, 2015), de Gregory Jacobs
Secuela de Magic Mike, dirigida por Gregory Jacobs, ganador de un Emmy por Detrás del candelabro, quien ya ejerció de productor en Magic Mike y en muchos otros largometrajes fruto de una longeva colaboración con Steven Soderbergh, director de la primera película. Ahora se reúnen Channing Tatum, Matt Bomer, Joe Manganiello, Kevin Nash, Adam Rodriguez y Gabriel Iglesias, y la historia continúa tres años después de que Mike abandonara su oficio de stripper en su mejor momento. Ahora, los demás Reyes de Tampa también están listos para tirar la toalla, pero quieren hacerlo a su manera, es decir, arrasando con una última y espectacular actuación en Myrtle Beach, y quieren que Mike, su legendaria estrella principal, lo celebre junto a ellos.

Malpartida fluxus village (Malpartida fluxus village, 2015), de María Pérez Sanz
El artista alemán Wolf Vostell se mudó con su familia al pequeño pueblo extremeño de Malpartida de Cáceres a mediados de los años setenta. Allí, en medio de una naturaleza primitiva, fundó un museo de arte contemporáneo en conexión con los habitantes de la zona convirtiendo a Malpartida en el primer pueblo Fluxus. Para homenajear a Vostell en el que hubiera sido su 80 cumpleaños los artistas del grupo Fluxus vuelven a Malpartida después de tantos años. La directora, María Pérez Sanz, autora del corto Androides (2010), asegurá que “me enfrenté a la película con el espíritu de una etnógrafa exploradora, como si yo no fuese extremeña y no hubiese crecido escalando las rocas de Los Barruecos. Quería retratar ese imposible encuentro cultural entre mis paisanos y los artistas del movimiento Fluxus como si filmara el primer contacto entre un grupo de turistas y una tribu de Papúa Nueva Guinea“.

Mami, ¡ya sé dónde está el dinero! (Mami, ¡ya sé dónde está el dinero!, 2015), de Arturo Cisneros Samper
Relato irónico y optimista de la realidad socio-económica actual. Las escenas de los padres del director en su intimidad, la subtrama de dibujos animados y las reflexiones en off a lo largo del viaje, salpican el relato de comentarios irónicos y humor fino (de trazo grueso a veces) con el objeto de desengrasar las explicaciones económicas y también, por que no, demostrar que el miedo ha cambiado de bando. Cuando una madre pregunta, hay que buscar la respuesta como sea. Acuciado por la crisis económica, sin trabajo, sin dinero, sin proyectos a la vista y ante la imposibilidad de afrontar los pagos de su hipoteca, el director dejó su casa en la ciudad y volvió a la casa de sus padres. El director, Arturo Cisneros Samper, nacido en Pamplona, es documentalista, gestor y productor cultural.

Mandarinas (Mandariinid, 2013), de Zaza Urushadze
Dos ancianos granjeros viven en Georgia en 1992, en plena guerra civil. Aunque deciden mantenerse al margen del conflicto, pronto encuentran a soldados chechenios y georgianos cerca de sus tierras. Uno de ellos les invita a su casa y entre los dos intentan encontrar la mejor manera de curarles las heridas tanto física como emocionalmente. Una historia sobre gente sin fronteras, con distintas nacionalidades y creencias religiosas, sobre enemigos que se convierten en amigos. Es la primera película báltica en llegar a la recta final de los premios Oscar de Hollywood. Dirige Zaza Urushadze tras Bolo Gaseirneba (2012), Sami Sakhli (2008), Ak tendeba (1998) o Mattvis vints mamam miatova (1989) y está protagonizada por Misha Meskhi (Bablo); Giorgi Nakashidze y Lembit Ulfsak (Lotte Ja Kuukivi Saladus, Vedman: El poder del miedo).

Maps to the Stars (Maps to the stars, 2014), de David Cronenberg
Con este historia sobre una familia de Hollywood llena de secretos y al borde de la implosión, el director David Cronenberg (Promesas del Este, Una historia de violencia, Cosmópolis) crea tanto una diabólica sátira social como una muy humana historia de fantasmas sobre nuestra cultura, tan obsesionada con la fama. Se centra en la familia Weiss, compuesta por Stafford Weiss (John Cusack), un terapeuta que escribe libros de autoayuda, su sobreprotectora mujer (Olivia Williams) y su hijo (Evan Bird), una joven estrella de cine en rehabilitación. A ellos se une su hija Agatha (Mia Wasikowska), que acaba de salir de un psiquiátrico y comenzará a trabajar para Havana Segrand, una actriz en horas bajas a quien da vida la oscarizada Julianne Moore que, junto con Robert Pattinson, completa el reparto estelar de esta peculiar comedia negra.

Marco Macaco y los primates del Caribe (Marco Macaco, 2012), de Jan Rahbek
Comedia familiar de animación en 3D, cuenta las aventuras de Marco Macaco, un policía en una isla tropical en la que nada parece suceder. En sus sueños, Marco Macaco es un policía muy enrollado que resuelve crímenes mayores, pero en realidad, él sólo es un entregado oficial de playa en una isla tropical donde nada parece suceder. Sus esperanzas de ganarse el corazón de la hermosa Lulu se rompen cuando el encantador Carlo llega a la isla para construir un casino con la forma de un mono gigantesco justo en la playa de Marco. Celoso y sospechando de su rival, Marco empieza una investigación encubierta y revela la increíble verdad: ¡Carlo quiere apoderarse de la isla y proclamarse presidente!. La película supone el debút en la dirección de Jan Rahbek.

Marte: Operación Rescate (The Martian, 2015), de Ridley Scott
Basada en una novela best-seller, y dirigida por Ridley Scott (Prometheus, Gladiator, Blade Runner y Alien, el octavo pasajero), durante una misión tripulada a Marte, el astronauta Mark Watney (Matt Damon) es dado por muerto después de una tormenta feroz y abandonado por su tripulación. Pero Watney ha sobrevivido y se encuentra atrapado y solo en el planeta hostil. Con tan sólo unos escasos suministros, debe recurrir a su ingenio, agudeza y espíritu para subsistir y encontrar una manera de enviar a la Tierra una señal de que está vivo. A millones de millas de distancia, la NASA y un equipo internacional de científicos trabajan sin descanso para traer “el marciano” a casa, mientras que, al mismo tiempo, sus compañeros de tripulación trazan una audaz, si no imposible, misión de rescate. A medida que estas historias de increíble valentía tienen lugar, el mundo se hace una piña para el retorno seguro de Watney. También intervienen Jessica Chastain, Kristen Wiig, Jeff Daniels, Sean Bean y Chiwetel Ejiofor.

Matar el tiempo (Matar el tiempo, 2015), de Antonio Hernández
Robert H. Walton (Ben Temple) jamás sería un héroe, pero por circunstancias podría acabar siéndolo. La rutina y la lejanía de su hogar le empujan a tener siempre la dependencia de una webcam para poder estar presente en su casa a través de la red. Es así por internet como conoce a Sara (Esther Mendez), una particular y bellísima mujer en la que Robert encontrará cosas que ya había olvidado. El director Antonio Hernandez (Los Borgia, La ciudad sin límites) se pone detrás de la cámara con un thriller psicológico que pone en evidencia los peligros de las nuevas tecnologías. La película se presentó en la sección oficial del Festival de Cine de Málaga, Cine Español, y está protagonizada por Ben Temple (Rec, Los fantasmas de Goya); así como por Yon Gonzalez (Perdiendo el Norte, Bajo sospecha) y Aitor Luna (My Bakery in Brooklyn, Las aventuras del capitán Alatriste) hermanos en la película y en la vida real.

Meñique y el espejo mágico (Meñique, 2014), de Ernesto Padrón
Primer largometraje de animación en 3D realizado en Cuba que esta basado en varios cuentos clásicos como La bella durmiente o Jack y alas habichuelas mágicas. Cuenta la historia de un pequeño campesino que quiere sacar a su familia de la pobreza y se lanza a la ciudad junto a sus hermanos. Allí se enteran de que un enorme roble encantado tiene al palacio del Rey en las tinieblas y sin agua, y que el soberano ha prometido otorgar el título de marqués y dar a su hija, la Princesa Denise, en matrimonio, a quien logre cortar el árbol y abrir un pozo. Coproducción entre España y Cuba dirigida por Ernesto Padrón, autor de películas como Universidad para todos: Historia del cine de animación (2002), Más vampiros en La Habana (2002), Más se perdió en Cuba (1996) o ¡Vampiros en La Habana! (1985).

Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica (Mercedes Sosa, la voz de Latinoamérica, 2013), de Rodrigo H. Vila
Un Road Movie a través de todo un continente. Un hijo en busca del legado de su madre. Artistas Revolucionarios cuentan por primera vez la influencia clave de una artista que trascendió las fronteras de la música para transformarse en uno de los personajes más influyente de América Latina. Un documental de creación con gran impacto visual y musical. Está dirigido por Rodrigo H. Vila (Mercedes Sosa, Cantora un viaje íntimo, El héroe del Monte Dos Hermanas) y cuenta con la presencia de Chico Buarque de Hollanda, David Byrne y Milton Nascimiento. Consiguió el Premio Cóndor de Plata del cine argentino al Mejor Documental del año 2013.

Messi (Messi, 2014), de Álex de la Iglesia
Película de no-ficción sobre el futbolista argentino Lionel Messi, dirigida Álex de la Iglesia con guión de Jorge Valdano. Presentada por primera vez en Río de Janeiro durante el Mundial de Fútbol 2014, posteriormente también se proyectó en el Festival de Cine de Venecia. La película combina imágenes de archivo, entrevistas y filmaciones familiares inéditas, con la recreación de los momentos más importantes de la vida del protagonista. Álex de la Iglesia repara especialmente en la infancia y adolescencia del jugador argentino. Intervienen importantes figuras del mundo del fútbol como Johan Cruyff, César Luis Menotti, Jorge Valdano, Andrés Iniesta o Alejandro Sabella, entre muchos otros.

Mi casa en París (My old lady, 2014), de Israel Horovitz
Mathias, un neoyorquino sin dinero, se traslada a París para hacerse cargo de la enorme casa que ha heredado de su padre, con el que no se hablaba. Al descubrir que una señora mayor (Mathilde) vive allí con su hija (Chloé), se queda boquiabierto. No tarda en enterarse de que, según la ley francesa, no podrá hacerse con el piso hasta que Mathilde fallezca, ya que su padre lo compró como “viager”. Debut como director del dramaturgo y guionista Israel Horovitz, la película está protagonizada por Kevin Kline como el heredero del piso, Maggie Smith como la anciana y Kristin Scott Thomas como la hija de ésta. Antes de convertirse en película, fue una exitosa obra de teatro. Ambas se basan en la compra por “viager”, algo totalmente legal en Francia que tiene sus pros y sus contras. El comprador paga una cantidad mensual al vendedor – suele ser bastante elevada -, para quedarse con la propiedad después del fallecimiento del vendedor. Es un buen sistema para las personas que realizan la transacción: el vendedor tiene una renta mensual asegurada, y aunque el comprador se arriesga a que el vendedor no fallezca pronto, no suele salir mal parado. Los perdedores son los herederos de ambas partes, si los hay. Por un lado, los hijos del vendedor se quedan sin herencia y, por otro, los hijos del comprador, si este fallece antes que el vendedor, deberán seguir pagando el alquiler si no quieren perder la propiedad.

Mi familia italiana (Latin lover, 2015), de Cristina Comencini
La cineasta italiana Cristina Comencini (La bestia en el corazón, Donde el corazón te lleve) dirige a las españolas Marisa Paredes y Candela Peña en la última película de la italiana Virna Lisi antes de su muerte, en la que también participan Jordi Mollá y Lluis Homar. En un pueblo de la región de Puglia se celebra el décimo aniversario de la muerte de Saverio Crispo, el gran galán del cine italiano. A la ceremonia llegan sus cinco hijas, desperdigadas por el mundo, y dos ex-mujeres, una italiana (Virna Lisi) y la otra española (Marisa Paredes). Y en medio de las celebraciones irrumpe Pedro del Río (Lluis Homar), el actor especialista que parece conocer al actor mejor que nadie. Entre ruedas de prensa, proyecciones y nocturnas revelaciones de secretos, las mujeres del gran divo se enfrentan en un torbellino de emociones y situaciones tragicómicas.

Mi gran noche (Mi gran noche, 2015), de Álex de la Iglesia
El último filme de Álex de la Iglesia (La chispa de la vida, Balada triste de trompeta, Los crímenes de Oxford, Crimen Ferpecto, 800 balas, La comunidad, Muertos de risa, Perdita Durango, El día de la bestia, Acción mutante) narra la historia de Jose, un parado que es enviado por la ETT de figurante a un pabellón industrial a las afueras de Madrid para trabajar en la grabación de un programa especial de Nochevieja, en pleno agosto. Cientos de personas como él llevan semana y media encerrados día y noche, sudando desesperados mientras fingen reír, festejando estúpidamente la falsa venida del año nuevo, una y otra vez. Protagonizada por la estrella de la canción Alphonso, papel interpretado por Raphael (de hecho Alex de la Iglesia y el guionista Jorge Guerricaechevarría escribieron el papel pensando en Raphael), por este filme coral desfilan actores como Mario Casas, Hugo Silva, Pepón Nieto, Carolina Bang, Carlos Areces, Carmen Machi, Santiago Segura o Blanca Suárez entre otros.

Mi Tierra (Where I belong, 2015), de Fritz Urschitz
Rosemarie (Natalie Press), una joven trabajadora, vive en un pequeño pueblo Inglés en la década de 1950. Ella y su padre dejaron juntos Austria durante la guerra para escapar de la opresión nazi y, desde entonces, a pesar de la pobreza y la soledad, siempre ha tenido fe en que surgirían tiempos mejores. Al conocer a Anton (Johannes Krisch), uno de los amigos de su padre, se enamora al instante y comienza a creer en un afortunado destino junto a él. Contra todos los impedimentos, su historia de amor secreta puede ayudar a Rosemarie a averiguar cuál es realmente su tierra, su hogar. Ópera prima dirigida por Fritz Urschitz y protagonizada por Natalie Press (III Manors); Johannes Krisch (La conspiración del silencio); Matthias Habich (The Reader (El lector), Caótica Ana); y Karl Fischer (Das Traumhotel).

Mientras seamos jóvenes (While we’re young, 2015), de Noah Baumbach
Cada nueva generación choca con las predecesoras, pero tal vez las brechas generacionales más fascinantes son las que se producen durante las transiciones tecnológicas y culturales. Entonces, ¿Qué sucede cuando los miembros de la llamada “Generación X” -los últimos adultos antes de que la era Internet y las redes sociales pusieran patas arriba la cultura – chocan con la Generación Z? Esa pregunta está en el corazón de la aguda y chispeante comedia de Noah Baumbach (Frances Ha, Greenberg, Margot y la boda, Una historia de Brooklyn, Mr. Celos). Ben Stiller y Naomi Watts son Josh y Cornelia Srebnick, una pareja felizmente casada de creativos de mediana edad de Nueva York. Ellos han intentado formar una familia y no han podido – aunque tampoco les ha importado. Pero mientras Josh trabaja en el montaje de su enésima película intelectualoide, está claro que está bloqueado y que aún le falta algo. Es entonces cuando ambos conocen a Jamie (Adam Driver) y Darby (Amanda Seyfried), una pareja de jóvenes espíritus libres, espontáneos y sin ataduras, dispuestos a dejarlo todo en busca de su próxima pasión – juegos de mesa retro un día, comprar un pollo como mascota al otro. Para Josh, es como si se le hubiera abierto una puerta de vuelta a su juventud – o a la juventud que quiso haber tenido.

Minúsculos: El valle de las hormigas perdidas (Minuscule: La vallée des fourmies perdues, 2013), de Thomas Szabo & Hélène Giraud
Ganadora del César a la mejor película de animación en 2014, se trata de una adaptación de la serie francesa Minuscule, en el que dos tribus de hormigas se pelean por los restos de un picnic abandonados en un claro de un bosque. El filme nació como un cortometraje, posteriormente desarrollado por Futurikon para cine y televisión. La serie de episodios cortos pronto se convirtió en la favorita de diferentes edades y culturas, llegando a emitirse en más de 100 países, incluyendo España. Después de un proceso creativo muy largo, Thomas Szabo y Hélène Giraud han dirigido este largometraje que combina escenarios reales, animación y 3D. El metraje real fue grabado en parques nacionales del sur de Francia y constituye un tributo a la belleza de la Alta Provenza y la campiña de la Riviera.

Mis escenas de lucha (Mes séances de lutte, 2013), de Jacques Doillon
Ella viaja al funeral de su padre, alguien del que no aprendió nada pero se queda para deshacerse del vínculo que le une mientras la casa está puesta en venta. Además, decide aclarar la extraña relación que mantiene desde hace meses él, su atractivo vecino. Él fue abandonado de forma confusa y le pide irónicamente a ella que escenifique la escena principal que hubiera marcado el inicio de su romance. Ella accede pero ellos poco a poco se van acercando. Discuten, chocan, juegan; pero nunca se echan atrás porque esa batalla acaba siendo una necesidad para ambos. La atracción y el deseo que sienten ellos le harán entrar en una espiral de la que no pueden escapar tan fácilmente. Dirige Jacques Doillon (Una pareja perfecta) y está protagonizada por Sara Forestier (El amor es un crimen perfecto); James Thiérrée (Desacuerdo perfecto), nieto de Charles Chaplin; y Louise Szpindel (Alex Hugo, la mort et la belle vie).

Mis hijos (Dancing Arabs, 2014), de Eran Riklis
Eyad, que creció en una pequeña ciudad árabe de Israel, ha conseguido entrar en un prestigioso internado judío en Jerusalén. Es el primer árabe que estudia allí por lo que intenta desesperadamente encajar con sus compañeros y con la nueva sociedad. Pero cuando se descubre que tiene una relación con Naomi, una joven judía, se verá obligado a abandonar la escuela. En ese momento Eyad se da cuenta que tendrá que sacrificar su auténtica identidad para ser aceptado. El director israelí Eran Riklis (Zaytoun, El viaje del director de Recursos Humanos) indaga en los problemas de integración de la comunidad árabe en Israel tras su exitosa Los limoneros, con esta adaptación de dos novelas semibiográficas del escritor palestino Sayed Kashua, ambientadas a mediados de los 70.

Misericordia (Los casos del departamento Q) (Kvinden i buret, 2013), de Mikkel Nørgaard
Después de un error que le costó la vida de uno de sus colegas y que deja paralizado a su mejor amigo, el inspector Carl Mørck atraviesa una de las peores épocas de su vida. Su sentimiento de culpabilidad aumenta cuando su jefe y la prensa dudan de su actuación. Relegado a un nuevo departamento dedicado a casos no resueltos, Carl, junto a su nuevo compañero de origen sirio Hafez al-Assad, ve la oportunidad de demostrar su valía al descubrir las numerosas irregularidades cometidas en el caso de Marete Lyngaard. Cuando en 2002, esta joven promesa de la política danesa desapareció mientras realizaba un viaje en ferry, la policía decidió cerrar el caso por falta de pruebas. Sin embargo Marete Lyngaard sigue viva aunque sometida a un terrible cautiverio. Este es el nacimiento del Departamento Q y su primer caso por resolver. Basada en el Best-seller mundial de Jussi Adler-Olsen dirige Mikkel Norgaard (la serie de televisión Borgen) y está protagonizada por Nikolaj Lie Kass (Ángeles y demonios); Fares Fares (la serie de televisión Tyrant); y Sonja Richter (Cuando despierta la bestia).

Misión: imposible – Nación secreta (Mission: Impossible – Rogue nation, 2015), de Christopher McQuarrie
Tom Cruise vuelve como Ethan Hunt, enfrentándose a su misión imposible más feroz hasta la fecha, en esta quinta entrega de la serie Misión: imposible que arrancó en 1996. La agencia ultrasecreta de espionaje conocida como la FMI ya ha sido atacada antes, pero ahora se enfrenta a su disolución total, aunque la amenaza más horripilante que haya conocido el mundo libre permanece en las sombras. Esa amenaza es el El Sindicato, un selecto grupo de espías renegados y altísimamente preparados que han dejado atrás a sus países y han hecho sus propios planes, unos planes encaminados a desestabilizar los cimientos mismos de la civilización. Hace tiempo que se rumorea que El Sindicato es solamente un mito descabellado de los espías. Pero Ethan Hunt acaba de descubrir la desagradable realidad de que esta nación secreta no solamente es real, sino que es una bomba de tiempo a punto de explotar a nivel mundial si no interviene. La CIA no se lo cree. Su propio equipo está en peligro. Sin embargo, Ethan nunca se rendirá cuando hay tanto en juego. La película está dirigida por Christopher McQuarrie (Al filo del mañana, Jack Reacher, Sospechosos habituales).

Mistress America (Mistress America, 2015), de Noah Baumbach
Noah Baumbach (Mientras seamos jóvenes, Greenberg, Margot y la boda, Una historia de Brooklyn, Mr. Celos) vuelve a trabajar con Greta Gerwig tras Frances Ha en esta comedia que gira en torno a Tracy (Lola Kirke), una solitaria estudiante universitaria de primer año que vive en Nueva York y que no está teniendo la divertida experiencia universitaria ni el glamuroso estilo de vida cosmopolita que imaginaba. Sin embargo, cuando es acogida por la que pronto será su hermanastra, Brooke (Greta Gerwig), vecina de Times Square, una socialite aventurera, se siente rescatada de su frustración y seducida por las tentadoras locas ideas de Brooke. Fue premiada en el Festival de Cine de Sundance 2015.

Mortdecai (Mortdecai, 2015), de David Koepp
Johnny Depp (Sombras tenebrosas, la saga Piratas del Caribe), Paul Bettany (El código Da Vinci), Gwyneth Paltrow (Shakespeare in love), Ewan McGregor (Lo imposible, El escritor), Olivia Munn (Líbranos del mal, Magic Mike), Oliver Platt (Amor y otras drogas) y Jeff Goldblum (El gran hotel Budapest, Jurassic Park) protagonizan esta alocada comedia dirigida por David Koepp (Sin frenos, La ventana secreta, El último escalón, El efecto dominó) y basada en las novelas del británico Kyril Bonfiglioli, y en concreto en The great Mortdecai moustache mystery. Mientras sortea a unos rusos cabreados, al MI5 británico, a su esposa de piernas imposibles y a un terrorista internacional, el elegante marchante de arte y granuja a tiempo parcial, Charlie Mortdecai (Johnny Depp), deberá cruzar el globo armado únicamente con su elegancia y su encanto especial en una carrera para recuperar una pintura robada que, se rumorea, contiene el código de cuenta perdido de un banco lleno de oro nazi.

Mr. Holmes (Mr. Holmes, 2015), de Bill Condon
El actor británico sir Ian McKellen encarna al detective privado más famoso del mundo, Sherlock Holmes, bajo la dirección de Bill Condon (Kinsey, Crepúsculo: Amanecer 1 y 2, El quinto poder), con quien ya trabajó en Dioses y monstruos. Basada en la novela A Slight Trick of the Mind, de Mitch Cullin, la película es una vuelta de tuerca a la historia del detective más famoso del mundo. En 1947, un anciano Sherlock Holmes regresa de un viaje a Japón, donde, en su búsqueda de una extraña planta con cualidades regeneradoras, ha sido testigo de la devastación de las armas nucleares. Ahora, en su apartada residencia junto al mar, Holmes vive el final de sus días cuidando de sus abejas y con la única compañía de un ama de llaves y del pequeño hijo de ésta, Roger. Enfrentado a la creciente pérdida de sus habilidades mentales, Holmes empieza a apoyarse en el niño mientras repasa las circunstancias del caso no resuelto que lo obligó a retirarse y busca respuestas a los misterios de la vida y del amor… antes de que sea demasiado tarde.

Mucho más que miel (More than honey, 2012), de Markus Imhoof
Markus Imhoof, cineasta veterano y nieto de apicultores, dirige este documental en el que muestra las distintas formas de interacción entre hombres y abejas, diseccionando tanto la labor de apicultores y agricultores como el funcionamiento de las colmenas. La película supone un magnífico vehículo para conocer el frágil mundo de las abejas, por el que se debe velar para evitar el alarmante proceso de desaparición de su población causado por el uso de agrotóxicos y otros actos abusivos de efectos letales. Imhoof nació en Winter (Suiza) en septiembre de 1941. Su primer corto documental, Ormenis 199 † 69, satiriza a la clase militar de su país de origen a través de una ácida mirada a la caballería nacional. El filme sufriría la censura hasta 1976. En 1970, funda junto a varios compañeros de profesión la Nemo Film Corporation. Cuatro años después, debutaría en el largometraje con Escape Risk. En 1981 pondría en solfa el mito de la neutralidad suiza y del humanitarismo durante la Segunda Guerra Mundial con La barca está llena. En 1977, funda la Limbo Film AG, produciendo docenas de películas de cineastas de la talla de Daniel Schmid, Jacques Rivette o Chantal Akerman. Rodará en Berlín en 1986 otra producción de tintes políticos, The Journey, aproximándose para la ocasión a los movimientos estudiantiles del momento. Seis años más tarde cambia de registro para tomar las riendas de un drama criminal basado en hechos reales, The Mountain (Der Berg). Desde 2003, está afincado en Berlín y no ha dejado de lado ni su faceta de productor, ni la de cineasta. Tanto es así que, en 2012, concluye el rodaje de Mucho más que miel.

Muchos pedazos de algo (Muchos pedazos de algo, 2015), de David Yañez
Todos tenemos fantasías sobre arreglar nuestras vidas de una vez por todas, arriesgar el todo por el todo y salir indemnes. Esta es la historia de un grupo de jóvenes que, además de fantasear, se ponen manos a la obra. Sin planes de ninguna clase y sin nada a lo que agarrarse, así comienza la historia de estos soñadores. Entre resaca y resaca, y a falta de algo mejor en lo que ocupar el tiempo, ya que no hay manera de encontrar un trabajo en los tiempos que corren, un grupo de recién licenciados, todos con profesiones artísticas (escritores, cineastas, músicos…) viven inmersos en una vorágine de angustia existencial, aburrimiento total y ganas de nada. Esta situación que parece no acabar nunca se rompe de repente cuando se topan con el cartel de su festival de música preferido: una inyección de adrenalina y música que promete revolucionar su verano de arriba abajo. Es una película independiente realizada por el colectivo de cineastas Outcast Filmmakers.

Murieron por encima de sus posibilidades (Murieron por encima de sus posibilidades, 2014), de Isaki Lacuesta
Cinco ciudadanos normales y corrientes, de un país extrañamente parecido a España, ven destrozadas sus vidas por la crisis económica. Sin nada ya que perder, elaboran un enloquecido plan para salvar la economía española y mundial: secuestrar al presidente del Banco Central y exigirle que todo vuelva a ser como antes. Comedia negra dirigida por Isaki Lacuesta (Los pasos dobles, El cuaderno de barro, La noche que no acaba, La leyenda del tiempo, Cravan vs. Cravan), que, a modo de esperpento gamberro y satírico, retrata la terrible situación que se vive en la España actual. Fue rodada en régimen de cooperativa a lo largo de dos años, con todo el equipo invirtiendo su tiempo y esfuerzo a cambio de un porcentaje en función de los hipotéticos beneficios. En su amplio reparto figuran Raúl Arévalo, Imanol Arias, Àlex Brendemühl, José Coronado, Eduard Fernández, Ariadna Gil, Sergi López, Carmen Machi, José Sacristán, Ángela Molina, Emma Suárez, Josep María Pou, Bárbara Lennie, Albert Pla, Alex Monner, Ivan Telefunken, Bruno Bergonzini, Jordi Vilches y Luis Tosar.

Muros (Muros, 2015), de Migueltxo Molina & Pablo Iraburu
Pablo Iraburu y Migueltxo Molina dirigen este documental que repasa las historias reales de personas que viven a ambos lados de muy distintos muros. El que divide Sudáfrica de Zimbabue, el muro de separación entre Estados Unidos y México, la valla que en Melilla separa a España de Marruecos. El planteamiento visual y narrativo se centra en el concepto de muro, sin entrar en análisis geopolíticos ni en la valoración estratégica o moral de la situación. El hecho es que el muro existe. El hecho es que hay vidas humanas a ambos lados. Al conocer el día a día de unas pocas historias personales concretas, el muro nos permite hablar de algo mucho más profundo. Los retratos cercanos e intensos de personas reales, el acercamiento a su vida real e íntima nos deja ver que, a ambos lados, todos compartimos similares ilusiones, miedos, pensamientos y emociones.

Post navigation