Seminci, día 3: Deepa Mehta, Goran Paskaljević y Peter Brosens & Jessica Woodworth

sem03Tres películas conforman la presente jornada de la sección oficial de la Seminci: Dev bhoomi, del serbio Goran PaskaljevicAnatomy of violence, de la india Deepa Mehta; y la belga King of the belgians, de Peter Brosens y Jessica Woodworth. Paskaljevic, ganador de tres Espigas de Oro, presenta Dev bhoomi (Tiera de dioses), rodada en la cordillera del Himalaya con escaso presupuesto y la ayuda del famoso actor indio Víctor Barnejee, protagonista del relato. El retorno de Rahul a su aldea, tras un prolongado exilio, provoca una conmoción entre los lugareños, que jamás le han perdonado los pecados que cometió en el pasado. Por otra parte, Anatomy of violencia (Anatomía de la violencia), de Deepa Mehta, es un falso documental donde aborda la lacra machista en su país con el referente argumental de la violación colectiva que en 2012 sufrió una mujer india que acabó, semanas después, en su fallecimiento. Las violaciones, pone como ejemplo en una rueda de prensa Mehta, “tienen mucho que ver con cómo tratamos a las mujeres desde que nacen, y requiere la ayuda de todos para erradicarlas“. Finalmente, King of the belgians, de Peter Brosens y Jessica Woodworth, es una divertida y aleccionadora comedia rodada en 2011, cinco años antes del Brexit, sobre las fronteras, el valor real de la UE y la difícil convivencia geopolítioca en el primer mundo. Existe un conexión temática con cuestiones sociales como la de los refugiados y las entradas ilegales en Europa, pero el guión “fue escrito antes de todos estos problemas que hoy están ocurriendo en Europa, la película va por delante de los hechos“, señala el realizador Peter Brosens. Otra de las intenciones han sido la de “eliminar las barreras que separan a las comunidades belgas, muy polarizadas entre francófonos y flamencos“, añade. En lo que a homenajes respecta, Francisco Regueiro (Valladolid, 1934), director de cine, guionista, pintor y dibujante español, recibe la Espiga de Oro de Honor de la Seminci como reconocimiento a su trayectoria, una de las más singulares del cine español, con un cine muy personal, reflexivo y provocador.