Seminci, día 6: Paolo Virzi, Anna Muylaert y Yoji Yamada

sem06Tres nuevas películas en la sección oficial de la Seminci que se acerca a su final. La inicialmente prevista Sufat chol (Tormenta de arena), de Elite Zexer se sustituye a última hora por la película de Paolo Virzi, La pazza gioia (Locas de alegría) debido a que la copia no ha llegado a tiempo. Donatella y Beatrice, encarnada ésta por una más que brillante Valeria Bruni-Tedeschi, coinciden en una clínica psiquiátrica a la que han llegado desde un trastorno de personalidad, la primera, y el doloroso enigma que representa la pérdida de un hijo dado en adopción obligatoria por su inadecuada vida, la segunda. Recurrente a lo largo de su trayectoria, Anna Muylaert (Sao Paulo, 1964) regresa al estereotipo de la madre en su tercer largometraje, Mae so há uma (Madre solo hay una), para situar el dilema de identidades que amenaza con devorar a Pierre, el joven protagonista de la cinta, inmerso en un debate entre la sexualidad masculina y femenina cuando le informan de que ha sido un bebé robado. “La figura de la madre es muy rica porque es de las primeras personas que en la vida nos aportan el lenguaje y la educación, por eso regreso a ella una y otra vez“, admite Muylaert en rueda de prensa. Por otro lado, Maravillosa familia de Tokio, Yoji Yamada, ganador en 2013 de la Espiga de Oro, analiza el divorcio en un matrimonio de edad que finalmente revierte tras la inesperada mediación de una joven ajena a la familia, la prometida de uno de los hijos de la pareja de ancianos. Yamada avisa sobre la fragilidad del matrimonio en las parejas longevas, atacadas por el virus de la desidia, desatención y rutina, y explora la genética de la familia al sugerir esa condición incluso para personas lejos de los lazos de sangre.