Un fragmento de una película rodada por Jorge Oteiza, cabecera de Punto de Vista

La pieza que exhibirá Punto de Vista como arranque de las proyecciones es un extracto de una película inédita en Super8 filmada por el escultor vasco en los años sesenta. Rodada con su propio puño y ojo, en los paisajes guipuzcoanos de las campas de Urbia y Aranzazu, el valor de estas imágenes es precisamente pertenecer a un Super8 inédito que él mismo defendía con estas palabras: “Toda la geología de los montes son como los apóstoles. Son abiertos, uno es un medio cilindro, otro aquí, otro allá y así siguen. Yo tengo una pequeña película en Super8 que empieza por sacar todos los montes como si fueran los apóstoles”. “El hombre que huye entra en el cine”, decía Oteiza, pero el hombre que rueda hace lo contrario: se recluye en una espacio que felizmente le aprisiona, el paisaje que le rodea y que funciona comoj ese hueco desde el que miraba el cielo en la playa de Orio en la que de pequeño cuenta que se enterraba. Oteiza y su tomavistas será el protagonista de la próxima Heterodocsias de Punto de Vista, el programa donde se rescata a un cineasta de nuestro país y por el que en los últimos años han pasado Isidoro Valcárcel Medina o José Antonio Maenza.

A %d blogueros les gusta esto: