“Una vida”, de Stéphane Brizé consigue el premio Louis-Delluc

La película de Stéphane Brizé, Una vida, se lleva el premio Louis-Delluc 2016, entregado por un jurado compuesto por críticos y personalidades del séptimo arte bajo la presidencia de Gilles Jacob, y que condecora a la mejor película francesa del año. La película se presentó en el Festival de Cine de Venecia y está ambienta en la  Normandía de 1819. Alló, Jeanne, una chica joven, inocente y repleta de sueños infantiles, regresa a casa tras estudiar en un convento, pero tras casarse con un hombre del pueblo, su vida pega un giro y sus ilusiones se rompen. Por su parte, el premio Louis-Delluc a mejor ópera prima es entregado a Gorge Coeur Ventre, de Maud Alpi, descubierta en el Festival de Cine de Locarno dentro de la sección Cineastas del Presente.