Venecia, día 2: Guillermo del Toro, Paul Schrader y Ziad Doueiri

Comienzan la proyecciones de la sección oficial a concurso en la que sorprende la película de Guillermo del Toro, The Shape of Water, una fábula que es ovacionada el Festival de Cine de Venecia. Para Del Toro el amor es la fuerza más potente del universo, algo en lo que, según asegura, coinciden los Beatles y Jesús, y si ellos lo dicen, “no pueden estar equivocados“, insiste arrancando las risas de los periodistas. Protagonizada por Richard Jenkins, Octavia Spencer y Michael Shannon, es la película mejor recibida de una jornada en la que no se escatiman aplausos para los otros dos largometrajes a concurso: First Reformed, del estadounidense Paul Schrader y The Insult, del libanés Ziad Doueiri. Schrader lleva a la competición su trabajo más espiritual, un drama intenso con Ethan Hawke que une redención, perdón y ecologismo a través del tormento de un pastor de una pequeña iglesia protestante, que ha perdido a su hijo en la guerra de Irak y no puede evitar la muerte de un feligrés, un ecologista radical que se quita la vida ante la imposibilidad de que se dé marcha atrás en la destrucción del planeta. The Insult, se adentra en la polarizada sociedad libanesa entre las comunidades de los cristianos libaneses y los refugiados palestinos musulmanes.