Venecia, día 5: Robert Guédiguian y Paolo Virzì

Helen Mirren y Donald Sutherland emocionan en el Festival de Cine de Venecia con The Leisure Seeker, una película con la que el italiano Paolo Virzi compite en la sección oficial. La actriz podría obtener por este trabajo su segunda Copa Volpi tras la conseguida en 2006 por The Queen (La reina). En este trabajo interpreta a una mujer que sale de viaje en una antigua caravana junto a su marido (Sutherland), enfermo de Alzheimer, una tragicomedia que es un reflejo de cómo Mirren quiere vivir su vida. Virzi -ganador el pasado año de la Espiga de Oro de Valladolid por Locas de alegría– mezcla humor, drama y ternura en una narración clásica. Por otro lado, el director francés Robert Guédiguian presenta La villa, una historia familiar con la inmigración de fondo que no ha sorprendido en Venecia. “Creo que estamos en una época con tendencia a rechazar o a considerar como obsoletas una serie de ideas y de concepción de ideas. Todo lo que hizo el movimiento obrero en el siglo XX lo consideramos como algo desfasado y creemos que hoy las cosas solo funcionan de forma individual“, explica el realizador en rueda de prensa. Junto a él, el grupo de actores que le acompaña desde el comienzo de su carrera: Ariane Ascaride, Jean-Pierre Darroussin, Gérard Meylan y Jacques Boudet, a quienes se unen en esta película intérpretes más jóvenes como Anaïs Demoustier, Yann Trégouët o Robinson Stévenin. La jornada se completa con la entrega del Premio Jaeger-LeCoultre al cineasta Stephen Frears que se complementa con la proyección de La Reina Victoria y Abdul, su última película.