Weekend, de Andrew Haigh

Un encuentro sexual ocasional que se convierte en algo más que una historia de amor poco convencional entre dos jóvenes intentando darle sentido a sus vidas. Un viernes por la noche, tras pasar un rato con sus amigos heterosexuales, Russell se dirige a una discoteca, solo y con ganas de ligar. Justo antes del cierre se liga a Glen. Y así empieza un fin de semana –en bares y habitaciones, emborrachándose y drogándose, contándose anécdotas y practicando sexo– que resonará durante el resto de sus vidas. Es el segundo largometraje del director Andrew Haigh, y de las nuevas estrellas Tom Cullen y Chris New. La película se grabó durante 17 días enteramente en la misma ubicación, en Nottingham, GB. Fue premiada en 2011, en el festival de cine SXSW, ganando el premio de Audiencia y escogiendo la distribución Norteamericana con IFC Sundance Selects. Según el director “quería contar una historia de amor sincero, íntimo y auténtico. Quería expresar ese sentimiento de miedo y emoción que viene con la posibilidad de algo nuevo. Quería ver a estos dos chicos enamorarse lentamente el uno al otro, enamorarse de sus diferencias, casi como si ellos estuviesen descubriendo piezas faltantes de sí mismos. Quería capturar esos momentos en que dos personas comparten cuando realmente comienzan a comprometerse con la otra, centrándome delicadamente en la lucha del núcleo de sus personajes“.

Weekend. Dirección y guion: Andrew Haigh. País: Reino Unido. Año: 2011. Duración: 97 min. Intérpretes: Tom Cullen (Russell), Chris New (Glen), Jonathan Race, Laura Freeman, Loreto Murray, Jonathan Wright, Sarah Churm. Producción: Tristan Goligher. Música: James Edward Barker. Fotografía: Urszula Pontikos. Montaje: Andrew Haigh. Distribuidora: Surtsey Films