Olivia de Havilland sienta en el banquillo a FX por “Feud”

El canal FX compadece en un tribunal acusado por la legendaria actriz estadounidense Olivia de Havilland, de 101 años, de haber distorsionado la verdad y manchado su imagen en la miniserie Feud: Bette and Joan, en la que es encarnada por Catherine Zeta-Jones. El canal exige que se rechace la demanda alegando su derecho a la ficción y la libertad de expresión consagrado en la primera enmienda de la Constitución de Estados Unidos. La actriz, ganadora de dos Oscar, afirma no que no dio su acuerdo para realizar la miniserie y que no recibió ninguna remuneración por la utilización de su nombre y su identidad. Feud cuenta la célebre rivalidad entre otras dos estrellas de Hollywood, Bette Davis, interpretada por Susan Sarandon, y Joan Crawford, interpretada por Jessica Lange.